6 Beneficios de comer nueces para tu salud

Los frutos secos se encuentran entre los mejores alimentos que se pueden consumir. Esto se debe a los altos niveles de minerales, proteínas, vitaminas y demás nutrientes que contienen que son necesarios para las funciones del organismo. Si se busca una completa nutrición y una dieta balanceada, es recomendable incluir la ingesta de estos alimentos de manera regular.

Entre todos los frutos secos en el mercado, las nueces son las que mayores aportes nutricionales pueden brindarte. Por eso en el artículo de hoy te compartimos 6 beneficios de comer nueces para tu salud.

Combate el daño celular con los antioxdantes que aportan las nueces

Las investigaciones realizadas por la universidad de Boston (USA) indican que las nueces son los frutos secos con el más alto contenido de antioxidantes. Algunos de ellos como los polifenoles son los encargados de mejorar la conexión entre las neuronas. Por lo que mejoran las habilidades motoras y cognitivas. Evitando también enfermedades degenerativas y relacionadas a estas habilidades como lo es el Parkinson.

Asimismo, los distintos antioxidantes que contienen las nueces, ayudan a combatir el envejecimiento y daño de las celulas. Ya que previenen los efectos producidos por los radicales libres. Debido a estos beneficios, las nueces son altamente recomendadas para los adultos mayores. Comerlas regularmente reducirá su riesgo de contraer enfermedades como el Alzheimer.

Protege el corazón consumiendo este fruto seco

En una investigación española publicada en The New England Journal of Medicine se habla sobre los beneficios de las nueces para el corazón. En general, incluir en la dieta diaria alrededor de 30 gramos de frutos secos, ayuda a mantener el corazón sano. La situación mejora si se consume al menos la mitad de estos 30 gramos en solo nueces. Debido a que las propiedades de esta hacen que se reduzcan los riesgos de contraer enfermedades cardiovasculares hasta en un 30%.

Asimismo, el consumir al menos 15 gramos diarios de nueces disminuye el riesgo de padecer ACV (accidente cerebro vascular) hasta en un 49%. Por otra parte, las nueces así como los demás frutos secos contienen grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas que ayudan al organismo de muchas maneras.

Este tipo de grasas como el omega-3 y el ácido alfa-linolénico evitan la muerte celular y disminuyen los riesgos coronarios. Esto último gracias a que reducen la presión arterial y controlan los niveles de colesterol en la sangre.

Controla el peso y las hormonas

Un estudio realizado por la universidad de Barcelona indica que las nueces y las almendras aumentan los niveles de serotonina. Según el estudio publicado en Journal of Proteome Research las personas que consumen estos frutos secos diariamente pueden notar un notable cambio metabólico en un plazo de 12 semanas.

El aumento de serotonina produce una mejora en la trasmisión de las señales nerviosas, por lo que a su vez reduce la ansiedad y la sensación de hambre. También evita la concentración de las sustancias relacionadas con la inflamación y combate la obesidad abdominal. Asimismo, mejora la salud cardíaca al reducir los riesgos de hipertensión. Además equilibra el sistema hormonal, por lo que mantiene a las personas en un estado de buen humor.

Contribuye al fortalecimiento de los huesos y músculos

Las nueces contienen calcio, fósforo, potasio y zinc. Esta combinación de minerales contribuye en la formación de los huesos y dientes. Además de que los mantiene con buena salud, fortaleciéndolos y evitando padecimientos como la osteoporosis o incluso la aparición de caries.

Asimismo, estos minerales ayudan a controlar el sistema nervioso y favorecer el trabajo del sistema inmune. Por lo que las personas que consumen regularmente nueces, suelen estar más calmadas y no son propensas a contraer enfermedades.

Por otra parte, el potasio además de contribuir con la salud de los huesos, hace también su aporte con los músculos. Este mineral es responsable de producir proteínas que son las encargadas de desarrollar el sistema muscular. Además de tener propiedades que ayudan a controlar la actividad eléctrica del corazón y evitar infartos.

El magnesio es otro mineral importante que se encuentra en grandes concentraciones en las nueces. De hecho los expertos indican que con tan solo 100gr de nueces se puede consumir la cantidad diaria recomendada de magnesio.

Este mineral resulta esencial para que los músculos trabajen adecuadamente. Evita que se produzcan calambres y ayuda a regenerarlos tras fuertes actividades físicas. Por lo que las nueces son un alimento recomendado para las personas que practiquen algún deporte o realicen fuertes entrenamientos.

La nueces aportan mucha energía de calidad

Los frutos secos están llenos de distintos minerales. Las nueces en especial contienen una alta concentración de magnesio y zinc. Los cuales además de favorecer la buena salud de los huesos y músculos, te ayudan a mantener la energía y estar activo todo el día.

Asimismo, el zinc refuerza el sistema inmunológico al igual que lo hace el hierro. Un mineral que también se encuentra en altas concentraciones en las nueces. Además, el hierro evita la aparición de anemias y reducen la fatiga y cansancio del cuerpo. Por lo que consumir nueces regularmente no solo te mantendrá activo sino que evitará que te enfermes seguido.

Comer nueces de manera seguida es la forma más sana de mantenerte lleno de energía. No necesitas recurrir a bebidas y sustancias químicas recargadas de azúcar y cafeína que hacen daño a tu cuerpo. Si consumes nueces a diario, te mantendrás tan activo como quieres y lo mejor es que estos frutos secos tienen un bajo nivel de glucosa.

Esto significa que son adecuados para los diabéticos. Además de que la fibra que contiene ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre y a mejorar el tránsito intestinal.

Son una gran fuente de vitaminas

Las nueces son de los frutos secos que más vitaminas contienen. Entre las que más destacan están la vitamina E y el grupo de las vitaminas B. La vitamina E poseen un alto nivel antioxidantes y evitan el deterioro de las células previniendo el envejecimiento temprano de los órganos, incluida la piel.

Como te comentamos anteriormente, las nueces están compuestas por diversos antioxidantes. De hecho es el fruto seco que contiene más antioxidantes de todos. Según estudios realizados en la universidad de Scraton en USA, tienen más antioxidantes que los cacahuates (maní), pistachos y almendras juntos.

De acuerdo con los expertos, el comer diariamente unas 7 nueces permitirá aprovechar todos los beneficios que estos antioxidantes aportan. Incluyendo el reducir los riesgos de contraer diabetes, problemas cardiovasculares y cáncer.

Por otro lado, las nueces son fuentes de varios tipos de vitaminas B entre las que están B1, B2, B3, B6 y B9. Estas vitaminas al igual que el zinc ayudan a controlar el sistema nervioso. Además de favorecer en gran medida la capacidad mental, ya que junto al fósforo, ayudan a mejorar la memoria.

El equilibrio del sistema nervioso y las capacidades mentales contribuyen a su vez a evitar padecer de depresión, ansiedad y a estar más calmado. Asimismo, el grupo de vitaminas B asiste al riñón en sus funciones y evitan la aparición de cálculos renales.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>