Beneficios de comer menos bollería industrial

Cuántas veces has salido de tu casa o del trabajo y te ha provocado comerte un apetecible dulce en la panadería, o cafetería, sin pensar en sus consecuencias, solo que es tentador y muy delicioso. ¿Sabes en realidad que estás comiendo?

Al comer dulces, fuera de tu casa estás consumiendo lo que se llama bollería industrial, presentados y elaborados en distintas formas, que resultan apetecibles para su consumo, como son las galletas, tartas, bizcochos, rosquillas, postres, palmillas, galletas, mantecadas y muchas otras presentaciones.

Todas estas bollerías, son procesadas empleando una serie de ingredientes como son harina de trigo, fécula de maíz, levaduras, azúcar (sacarosa, glucosa, fructosa), aceites y grasas vegetales, manteca, cacao, chocolate, frutas secas entre otros.

Cuando consumimos bollería industrial, le estamos aportando a nuestro organismo una gran cantidad de grasa hidrogenada (aceite procesado con nitrógeno) y de calorías, pero sin ningún valor nutritivo, que no favorece para nada a la salud de nuestro cuerpo.

Por consiguiente, comer bollería industrial frecuentemente no es recomendable para la salud, le estás proporcionando a tu organismo exceso de grasa y azúcar que con el tiempo se verá afectado su buen funcionamiento.

Si eres de las personas que se apasiona por comerse un dulce, te recomendamos que trates en lo posible, de tener la voluntad de disminuir su consumo, con el tiempo tu cuerpo te lo agradecerá, y tendrás una vida más saludable.

Descubre los beneficios de comer menos bollería

A continuación, te nombraremos ciertos beneficios que podrás obtener si consumes menos bollería.

  • Reducirás el riesgo de tener diabetes, tipo 2. Enfermedad que se origina con el alto consumo de azúcar. Cuando comes bollería le das a tu cuerpo un mayor contenido de azúcar, proporcionada por la harina que tu cuerpo convierte en azúcar además de la que le añaden para su dulzor. Por lo tanto, si comes menos bollería, los niveles de insulina en la sangre se mantendrán en sus valores normales, tu páncreas funcionará en mejores condiciones y no tendrás diabetes.
  • Evita padecer enfermedades cardiovasculares. Al dejar de comer dulces, estas bajando la ingesta de grasas trans, aceites refinados y sal, favoreciendo al sistema circulatorio. Disminuye el nivel del colesterol y triglicéridos. Las arterias y venas se mantendrán limpias por lo que la sangre fluirá con mayor facilidad, favoreciendo la circulación sanguínea. Con ello, tu corazón funcionará en mejores condiciones, evitando posibles infartos, hipertensión arterial, trombosis.
  • Favorece al sistema inmunológico. Bajará la producción de radicales libres y nuestro organismo estará más protegido.
  • Evita la obesidad. Los dulces aportan al cuerpo un alto contenido calórico, por lo tanto, al comer menos dulces, estas disminuyendo el consumo de grasa y azúcar en tu organismo. Acumularás menos grasas, disminuirás la retención de líquidos, bajará la hinchazón del vientre, y por ende bajarás de peso.
  • Disminuye la ansiedad. La combinación de grasa, harina y azúcar convierte a los dulces en productos aditivos muy deseados, por consiguiente, al disminuir su consumo, la adicción va desapareciendo, se hace menor la dependencia a comer dulces y por supuesto menos ansiosos.

Si quiere tener una vida más saludable, disminuye dentro de lo posible el consumo de la bollería industrial, o simplemente no la comas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>