Los 4 mayores beneficios de comer pescado 🐟 todos los días

Comer pescado es bueno para la salud. Es un saber conocido, sin embargo, no todos entienden las razones del porqué los expertos consideran necesario incluir en la dieta diaria el pescado y los mariscos, no importa si es salmón, trucha, merluza, atún, sardina o cualquier otra especie, todos te ayudarán con tu salud y aquí te explicamos cómo.

Beneficios de comer pescado y marisco

Si no eres de los que disfruta de comer alimentos provenientes del mar, las siguientes razones te darán motivos más que suficientes para comenzar a querer incluirlos en tus comidas.

Te ayudará a perder peso

Si te encuentras en proceso de perder peso, te tenemos una buena noticia, comer pescado a diario te ayudará a lograr tu meta. Esto se debe a que el pescado, no importa la especie, posee un contenido calórico mucho menor que el de la carne de res o cerdo.

La llamada carne blanca, es una de las más saludables que existen. Incluir cualquier tipo de pescado en tu dieta, te ayudará a bajar más fácilmente de peso sin desequilibrar tu alimentación, ya que seguirás obteniendo toda la proteína, vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita, pero con un reducido nivel de grasa.

Los pescados pueden dividirse en blancos y azules, esto es importante a la hora de elegir tu dieta, debido a que los más recomendables para este caso son los blancos, ya que son los que poseen la menor cantidad de grasas de todos. Los pescados como la merluza, el bacalao o el rape pertenecen a este grupo.

Por el contrario, los pescados como las sardinas, el atún o salmón pertenecen al grupo de los azules y aunque estos no son malos, siguen teniendo grandes beneficios alimenticios, contienen más grasas que los del otro grupo, por lo que no son tan recomendados como los blancos para una dieta en la que buscas quemar calorías y perder peso.

Resulta también importante recalcar que aunque el pescado posee mucho menos contenido calórico que las carnes rojas, el contenido final de grasas que ingrese a tu organismo dependerá no solo del tipo de pescado que elijas sino de cómo decidas cocinarlo, ya que no es lo mismo que lo comas horneado, a la plancha o al vapor, que frito rebosante en aceite.

Favorece el desarrollo de tu intelecto

El pescado es uno de los alimentos con mayor cantidad de nutrientes que aportan beneficios al organismo. Minerales como el zinc y el fósforo se encuentran en alta medida en este tipo de alimentos. También resultan una gran fuente de vitamina A, vitamina B12 y ácido fólico.

Todos estos nutrientes son importantes para el organismo a la hora de realizar las funciones que estén relacionadas con la concentración, la memoria y el aprendizaje, es por ello que una dieta a base de pescados y mariscos resulta altamente recomendable, en especial entre niños y adultos mayores.

A diferencia de las dietas para perder peso, si decides comer pescado para mejorar tu capacidad intelectual, es necesario que te inclines más hacia los pescados azules, además de los nombrados anteriormente, las especies como la caballa y el boquerón son ideales cuando se trata de mejorar las capacidades cognitivas.

Protege tu corazón

Si quieres cuidar de tu corazón, una de las mejores cosas que puedes hacer por él, es consumir regularmente pescado. No importa si en tu dieta incluyes pescados blancos o azules, todos le aportaran grandes beneficios a tu sistema cardiovascular.

En primer lugar, el pescado como se mencionó al principio, posee muy bajo contenido graso, se dice que esta ronda aproximadamente el 2% de su peso, por lo que puedes estar seguro que no importa cuánto pescado comas, jamás será dañino para tu organismo.

Por otra parte, el pescado, principalmente aquellos que forman parte del grupo de los azules, poseen ácidos grasos poliinsaturados, los más conocidos son los omega 3 y 6, los cuales son enormemente beneficiosos para el cuerpo porque disminuyen el nivel de colesterol “malo” llamado LDL y al mismo tiempo aumenta el nivel del “bueno” o HDL.

Este trabajo que realizan los ácidos grasos poliinsaturados como los omegas, reducen en gran medida los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares como complicaciones con la presión arterial, problemas de la función vascular, disfunción endoteliar, inflamación, reactividad de plaquetas y trombosis, concentración de triglicéridos en el plasma y variabilidad del ritmo cardíaco.

Nutre los músculos y fortalece los huesos

El pescado, al igual que otros alimentos como la carne, los granos y los huevos, posee un alto contenido de proteínas, uno de los nutrientes más importantes cuando se habla de la recuperación de los músculos tras el ejercicio, además de que cumple una función esencial en el desarrollo de los órganos, así como de mantener estos en buen estado.

Debido a lo anterior, el pescado debe ser incluido en la dieta si eres de los que prácticas algún deporte o tienes alguna rutina física, pero sobre todo, debe ser un alimento regular para los niños, ya que será fundamental para un adecuado crecimiento.

Muchos niños tienen problemas alimenticios, porque no les gusta consumir algunas comidas que contienen nutrientes necesarios para su desarrollo, si este es el caso de tu hijo, una recomendación es que a la hora de prepararle pescado, debes elegir una especie sin espinas y de carne suave como la sepia, de esta manera será más probable que decida comerlo.

Por otra parte, consumir las especies cuyas espinas se puedan ingerir, como es el caso de las sardinas o las anchoas, son una excelente forma de fortalecer tu sistema óseo, no importa si eres niño, joven o adulto, ya que el pescado contiene también calcio, principalmente estas especies pequeñas cuyos diminutos huesos puedes ingerir.

Aunque no lo creas, el pescado puede contener tanto calcio como un vaso de leche, así que si te preocupan tus huesos, deberías comenzar a incluirlo en tu dieta. Cabe acotar que también es necesario consumir vitamina D, ya que esta es la que te ayudará a fijar el calcio a tus huesos.

Otros beneficios de comer pescado

Los nombrados anteriormente son los principales que puedes obtener al incluir todo tipo de pescados y mariscos a tu dieta regular, sin embargo, existen muchos otros. Aquí te nombramos algunos:

  • Es fácil de ingerir debido a la proteína poco fibrosa que contiene.
  • Refuerza tus defensas, ya que los ácidos omega 3 fortalece el sistema inmune.
  • Se puede cocinar de muchas maneras distintas y existen cientos de especies diferentes por lo que puedes consumirlo a diario, sin cansarte de la rutina de la misma comida.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>